camisetas replicas

• Abrir todos los sectores económicos del país a la inversión nacional e internacional en igualdad y sin restricción. • Constreñir la fiscalidad durante cinco años a impuestos al consumo y en fronteras. Uno de cada cinco habitantes de la república trabajan para Sheriff. Estuve allí como dos horas acompañándolo y no podían subirlo al salón porque las sondas que había no le entraban por la uretra, de lo gruesas que eran. Bueno, a mi sobrino todavía le duele la uretra, pero resolvió y está vivo y sin el dolor que lo consumía. HAVANA TIMES – Hace pocos días mi sobrino Enrique fue operado de urgencia en el hospital de Mayarí, chandal atletico de madrid por una apendicitis. Al final fue por gusto porque no había material para Rayos X, ni analgésicos, ni antiinflamatorios, ni en el hospital ni en las farmacias. No hallaban lo indicado en las farmacias y aunque las plantas medicinales sí aparecían, nada lo apaciguaba. Su esposa es enfermera, aunque ahora no ejerce, y ella misma intentaba inútilmente introducirla. Aquí hay más información sobre chandal de la juventus eche un vistazo a nuestra página web. Aunque se ha erigido una base conceptual política y jurídica, hay que lograr que se conozca y se aplique con rigor por todos los actores del Estado, del sistema político y de la sociedad civil.

A esto se le suma que el discurso político transcurre muchas veces paralelo a las necesidades cotidianas del pueblo trabajador. Existen interpretaciones y quehaceres (o ausencia de ellos) sobre la llamada “participación popular”, que no se corresponden con las definiciones del Partido y las normas de la Carta Magna. Entre ellos la necesidad de lograr la mayor participación y el más amplio consenso posibles del pueblo y el Partido en los procesos de toma de decisiones, para nutrir la unidad deseada y enriquecer los nexos biunívocos del Partido con el pueblo. La medida legal forma parte del procedimiento a seguir hasta que de manera oficial quede demostrada su no participación en hechos violentos ni en la manifestación.

Si quienes se manifestaban eran vándalos, lo es también una buena parte del pueblo empobrecido. Cuando lo supe corrí al hospital y allí, entre preocupaciones y los impases del dolor, me hice una selfi con él. Debía luego estar siete días ingresado porque no hay antibióticos en farmacia y en ese momento había en el hospital (muchas veces no hay). Así podremos avanzar hacia un socialismo próspero y ecuménico, que todos los días haga trizas el odio y el recelo, y esa reserva que va incubándose hasta que un día, como el 11 de julio, nos sorprende y estremece las bases de nuestros sueños y anhelos. Llevaba varios días entre idas a consultas médicas y a los curanderos por los dolores que sentía y el malestar general, sin resultados. Si bien es cierto que los manifestantes tuvieron apoyo entre parte de los vecinos de las zonas donde transcurrieron los hechos, también un importante sector de la población rechazó y ha rechazado las protestas. Hay insuficiencias y errores de la Revolución desde los años 1960, por consiguiente del sistema de poder que le es inherente, asociados a incomprensiones y desatinos prácticos sobre la democracia socialista por parte de las instituciones del Estado, de la sociedad civil y del Partido.

A la vez, todos los ciudadanos y la militancia necesitamos conocer las autocríticas que corresponden al propio Partido por tales desatinos. Por una rara paradoja, el sistema que intentó apartarlos de la fe, los hizo increíblemente materialistas, las ideas no son su fuerte. Sobre tu jefatura no hablemos, es cuestión entre tú y quien ahí te puso; pero como pides que te aconsejen sobre cómo remediar los males de Cuba, me arriesgo adelantándote algunas ideas básicas para ese decreto que quizá no podrá “hacer que todo funcione” -porque somos humanos y en nuestra obra no cabe perfección-, pero sí hará que, comparado a lo que hay hoy, Cuba parezca ese cuerno de la abundancia que deseas. Por suerte encontramos un donante oportuno y yo mismo fui en mi bicicleta, la busqué y en cuestión de segundos ya estaba dentro. Todo lo demás fue muy rápido y por suerte exitoso. Pero el reabastecimiento de estas tiendas tiene que ser la prioridad. Tampoco se le puede pedir al pueblo que salga a dejarse masacrar, que es la única manera, a mi modo de ver, para que no los acusen de ser ellos los violentos, chaqueta atletico de madrid y eso de cierta manera deja las cosas como al principio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *